Yo me quedo en casa

Diosa Luna SicÁn

Alquimia lunar

Publicado: 2013-08-15

La teúrgia, el arte de obrar prodigios por medios mágicos, es de larga data en Occidente y en el Lejano Oriente. Una vertiente de ella fue la denominada Alquimia, adscrita a las llamadas Ciencias Ocultas. En realidad, en las antiguas civilizaciones era un saber que se impartía selectivamente, como también es en la actualidad la educación superior - aproximadamente sólo el doce por ciento de la población mundial de jóvenes pasa por la universidad-.

El ocultismo del saber mágico se inició con la persecución de los magos, sobre todo de las magas. En la Europa medieval y moderna durante cinco siglos se ejecutaron a más de medio millón de personas acusadas de brujería, hechicería, etc. La caza de brujas fue exportada a sus colonias, en el Perú fue la extirpación de idolatrías, en ambos casos la mayoría de víctimas fueron mujeres. Entonces los cultores del Arte Magnus debieron pasar a la clandestinidad, crear estructuras secretas para continuar sus escuelas y elaborar formas camufladas de transmitirlas. Por ejemplo, el Tarot fue una forma lúdica, bohemia, disimulada de condensar y socializar conocimientos herméticos.

¿Pero porque hubo ensañamiento contra el sexo femenino?

En casi todas las religiones de la humanidad La Luna fue elevada al rango de deidad femenina, vinculada simultáneamente a las mujeres y a la Tierra. Las fases de la Luna se ligaban a las diferentes edades biológicas del sexo femenino como de las estaciones. Así la Luna Creciente estaba vinculada a las doncellas y a la Primavera; la Luna Llena a las mujeres adultas y al Verano; la Luna Menguante a las ancianas y al Otoño; la Luna Nueva o Diosa Oscura a las magas y al Invierno. Las tres primeras eran manifestaciones y aspectos parciales de la cuarta, pues su oscuridad era considerada el espacio sagrado donde residía todo el misterio de la creación. La trinidad lunar manifiesta era parte intrínseca de la cuarta luna, las cuatro formaban una sola unidad. Simples como complejas sociedades religiosas se organizaron en torno a su culto, donde el papel central lo desempeñaron las mujeres.

Sin embargo, al imponerse nuevas concepciones religiosas la trinidad lunar manifiesta, fue sustituida por una trinidad solar o de luz de género masculino. La cuarta luna es retirada del triángulo sagrado y la oscuridad es proscrita. Nace el maniqueísmo moral entre el bien y el mal: Luz, sol, día, masculino igual al bien- Oscuridad, luna, noche, femenino igual al mal.

Las consecuencias fueron devastadoras para las iniciadas en los misterios de la Diosa Luna que practicaban la sanación, la adivinación, la magia natural y la alquimia lunar. A la pérdida física de estas cultoras se suma la de sus conocimientos: Los métodos y procedimientos de sus rituales, las palabras claves de sus diálogos con las entidades naturales y sobrenaturales, los instrumentos, utensilios, materiales, los espacios y las fechas sagradas que especifican el cómo, donde y cuando operaban el prodigio también se diluyeron. Pero no todo está perdido, por el contrario asistimos a una enorme oportunidad de recuperar ese fabuloso saber y se haya en suelo peruano.

Cultoras de la diosa Luna las hubo en el antiguo Perú, de Norte a Sur, de Este a Oeste, desde las primeras civilizaciones hasta las última, inclusive la Inca. El descubrimiento de las fabulosas tumbas de sacerdotisas y gobernantas, además de recuperar la historia de nuestro pasado y el papel que tuvieron las mujeres, están develando el instrumental material, los códigos cifrados y simbólicos de su arte mágico.

Como dijo una excelente arqueóloga peruana “los restos materiales no son solo para apreciarlos, sino para interpretarlos”. Hace dos décadas inicié mis afanes para la interpretación teúrgica de la herencia material de nuestras antecesoras, que desde esta tribuna y otros espacios1comenzaré a difundir. En la próxima entrega compartiré el uso del cobre en la alquimia lunar.


Escrito por

Maritza Villavicencio

Maritza Villavicencio Historiadora y Fitomántica. Recuperé el Oráculo de los Pallares Mochica. Ejerzo la adivinación. En mi blog reflexiono sobre las prácticas mágicas ancestrales del Perú.


Publicado en

Oranek

Maritza Villavicencio Historiadora y Fitomántica. Recuperé el Oráculo de los Pallares Mochica. Ejerzo la adivinación.