Defendamos las lomas

Limeñas milenarias

Publicado: 2013-01-18

Rimaq, Limac era la denominación con la que se conocía la región agrícola, productiva, administrativa y ornamentada por más de una centena de esplendidas edificaciones de arquitectura sagrada, que hace 478 años – 18 de enero de 1535- , fue renombrada por los conquistadores españoles como Ciudad de los Reyes. Sin embargo, como era obvio, la tradición y la fuerza de las culturas se impuso: el nombre milenario desplazó al hispano y finalmente la capital del Virreinato, posteriormente de la República del Perú, se afirmó como la ciudad de Lima.

Gracias a los esfuerzos silenciosos de las arqueólogas que dirigen los proyectos de investigación, como a la campaña Lima Milenaria impulsada por Javier Lizarzaburu, felizmente sonora y mediática, hoy en el 2013 comenzamos a mirar lo que siempre estuvo frente a los ojos de los limeños: sus huacas.

El tesón de las primeras, que las restauran y las conservan para que reconozcamos su valor histórico y estético, viene mostrando una realidad histórica tan olvidada como la misma Lima milenaria: las mujeres legendarias de piel y hueso que las gobernaron.

Desde la Cultura Lima (100-700 d.C.) cuyo desarrollo se inicia casi a la par del segundo milenio, pasando por el período de ocupación Wari (700-1100 d. C.), la restauración del poder regional con el Señorío Ichsma (1100-1450 d. C.) hasta la avanzada imperial Inca (1450-1531) la presencia de las mujeres fue prolífica, en algunos casos mayoritaria con respecto a los varones y en posición de jerarquía política, social y religiosa.

En la Huaca Pucllana fueron las mujeres Lima quienes dirigieron las ceremonias rituales, su arte está plagado de íconos marinos, como las olas, tiburones y peces, que expresan su veneración al mar, considerado una deidad femenina dentro de su cosmovisión.

La Huaca de Huallamarca alberga a la Dama de los Cabellos Largos, una mujer Ichsma cuya cabellera de más de 2 metros de largo evidencia, según las investigadoras, que en vida desempeñó el rol de sacerdotisa.

Ambas huacas durante el período Wari se convirtieron en cementerios de la elite femenina. En Pucllana descansan la Dama de la Máscara, la Dama de los Quipus y varias tumbas de tejedoras. En Huallamarca hay más de cien fardos funerarios por analizar.

Avanzando hacia el período Inca, en la Huaca San Miguel del Parque de las Leyendas yace la Dama de los Batanes, y en el Santuario de Pachacamac se alza un Acllahuasi, recinto donde residían mujeres de la elite incaica estrechamente vinculadas al poder imperial. De otra parte, este sitio aparece como escenario de las aventuras mitológicas de remotas diosas andinas. Allí se encuentra el templo de Urpayhuachac, la diosa creadora de las aves y los peces, allí su laguna mítica donde los criaba. Casualidad o indicio de un designio la desaparecida laguna está aflorando nuevamente, atrayendo y recreando la vida de otrora.

Mujeres y diosas legendarias se están visibilizando y nosotros limeños nativos o por adopción ¿En qué fecha celebraremos la potencia de siete mil años de desarrollo cultural de Lima? ¿En cuál la de las mujeres legendarias que la hicieron posible?


Escrito por

Maritza Villavicencio

Maritza Villavicencio Historiadora y Fitomántica. Recuperé el Oráculo de los Pallares Mochica. Ejerzo la adivinación. En mi blog reflexiono sobre las prácticas mágicas ancestrales del Perú.


Publicado en

Oranek

Maritza Villavicencio Historiadora y Fitomántica. Recuperé el Oráculo de los Pallares Mochica. Ejerzo la adivinación.